Buscando trabajo a Tiempo Completo

Los pobres de Rajoy

No me gusta politizar, ni hablar de política en general; pero este artículo me ha parecido muy interesante para describir la situación actual de empleos que existe en España.

http://reporte24.es/2015/04/los-trabajadores-pobres-de-rajoy-la-nueva-clase-social/

Anuncios
Deja un comentario »

Ocho preguntas que puedes hacer en una entrevista de trabajo y equivocaciones más repetidas

Esto es muy práctico (y parece que el día va hoy de entrevistas de trabajo). Espero que os sirva; sobre todo, porque eso significará que os han llamado para un puesto de trabajo ;)

OrientaPalencia

Existe diferentes tipos deentrevistas que los empleadores pueden realizar.

Source: blog.infoempleo.com

See on Scoop.itEmpleo Palencia

Ver la entrada original

Deja un comentario »

Entrevista de trabajo. Mentiras

Me ha hecho mucha gracia esta comparación…y tiene gran parte de verdad (al menos, en mi experiencia. El entrevistador te miente muchas veces en muchas cosas, o te oculta información; y muchas veces nosotros, en nuestro miedo a perder la posibilidad de trabajar nos hacemos pasar por quien no somos y maquillamos nuestro currículum y nuestros puntos fuertes demasiado).

OrientaPalencia

Hay que preparar una entrevista de trabajo o simplemente hay que dejar que hable el curriculum? Mentir en una entrevista de trabajo nos ayuda?

Source: yoriento.com

See on Scoop.itEmpleo Palencia

Ver la entrada original

Deja un comentario »

Comercial e ingeniero, los empleos más difíciles de cubrir en España

Este artículo me parece muy sorpresivo. Es curioso que la empresa que hace el estudio diga que esos dos empleos son los de más difícil ocupación. Es cierto que son los más ofertados, pero me extraña que tengan dificultad para encontrar personas que cumplan los perfiles.

Desde mi punto de vista, y mi experiencia, ocurren varias cosas.

Por un lado, los ingenieros, gente con estudios superiores, se ven en la situación de tener que elegir entre escoger un puesto especializado y técnico importante aquí, en España, con bastantes responsabilidades y jornada completa (más horas extras) pero con un sueldo nada acorde al nivel de estudios requerido y a las horas contratadas (además de no tener las horas extras pagadas como tal). O tener que irse al extranjero, donde sí que pagan su jornada laboral por un sueldo digno. En esa situación, es muy posible que claro, muchas empresas que ofertan puestos a ingenieros digan que cada vez tienen más problemas para conseguir una persona “cualificada” para el puesto. Significando cualificada “que se trague su título y su orgullo (pero el positivo) y trabaje como un negro por una miseria y sin quejarse; dejando de lado cualquier posibilidad de poder cobrar acorde a su formación y cualquier posibilidad de compaginar su vida profesional con la personal (esta última, aniquilada de entrar a trabajar con ellos)”.

En cuanto a los trabajos de comercial…yo he ido a millones de entrevistas de ese tipo; y por desgracia he tenido que trabajar con muchas empresas en ese puesto por la necesidad; y estoy segura de que cuando las empresas que ofertan esos puestos de trabajo dicen que les cuesta encontrar a alguien que realice el trabajo, lo que quieren decir es que la gente cada vez se deja engañar menos.

Cuando a una la engañan diciendo que va a tener un sueldo fijo base, y a partir de ahí unas comisiones, y luego eso se transforma en que si no haces un número mínimo de ventas al día (imposible de cumplir, en muchos casos porque las listas de posibles clientes que te ofrecen son ilegales o ya muy utilizadas; usando guías telefónicas, hojas traídas de sub-empresas anteriores que cerraron, o “cogidas prestadas” de empresas en las que estaban trabajando los dueños de la empresa nueva) no se te paga nada…, pues una aprende, y deja de confiar en esas ofertas. Puede ocurrir que aún así vayas a alguna muy bien descrita y que parece más legal; pero una vez en la entrevista, al hacerle varias preguntas de forma directa (¿voy a estar dada de alta desde el primer día o en algún momento?, ¿se me pagará desde el primer día, venda lo que venda, aunque no venda nada?, ¿no dirán luego que la primera semana será de prácticas y no es remunerada?, ¿de dónde salen las listas que usaré para la venta?, ¿cuál es el mínimo de ventas que habría que hacer?, ¿tendré que salir a hacer puerta fría, cuando en la oferta ponía que era en oficina el trabajo?, etc.), resulta que el entrevistador o te dice la verdad y te quedas pensando “lo sabía, me han mentido” y te vas muy cabreada; o resulta que, mucho peor, intenta darte rodeos para no contestarte, o te miente directamente a la cara de forma descarada, y terminas diciéndole que eso no era lo que ponía en la oferta ni lo que te habían dicho por teléfono y que te han hecho perder el tiempo.

Si tienes muy mala suerte, y si el entrevistador es un comercial de los buenos (es decir, un mentiroso muuuuuuuuy profesional), puedes tener la mala suerte que tuve yo de que te vendan gato por liebre y presentarte el primer día pensando que vas a hacer una cosa y terminar haciendo otra, y no irte por vergüenza. A mi me ocurrió una vez que tanto por teléfono, como en persona en una entrevista, pregunté varias cosas, y me respondieron que el puesto era de atención al cliente, de azafato/a en distintos eventos y congresos…, los horarios dependiendo de las empresas para las que trabajáramos y cómo fuera el evento; pero que NUNCA HARÍAMOS VENTA. Y el primer día me presenté, y me encontré con que nos montaron en unos coches y en vez de llevarnos al Palacio de Congresos, nos llevaron a un barrio de un pueblo-cama cercano a Sevilla y nos soltaron con otros comerciales antiguos en distintas zonas residenciales a VENDER Securitas de chalet en chalet…desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche, parando un rato para comer. Comida que nos pagamos nosotros; y todo en mitad de verano, al sol, y cuando me había vestido y calzado para estar al lado de azafatos/as supuestamente, por lo que iba de negro, y con tacones…

Claro, una se encuentra con estas situaciones, y comprende que la gente ya no se apunte a las ofertas de comercial; o que al ir a las entrevistas no acepten el puesto, o duren uno o dos días. Es un trabajo inhumano, con el que explotan nuestras capacidades y se aprovechan de nuestra desesperación; y decir que es difícil cubrir esos puestos significa realmente que la gente no pica en el anzuelo, o que no dura porque lo que se ofrece no es normal ni legal. No es consecuencia de falta de formación o de profesionalidad, como nos hacen creen en este estudio…

Orienta-Fel

Ver la entrada original

Deja un comentario »

El Gobierno reducirá de 41 a 5 los modelos de contrato

Reblogeo esta entrada, porque realmente no me puedo creer que el Gobierno reduzca de esta forma los modelos de contrato y se quede tan tranquilo…
Vale que a lo mejor 41 fueran muchos tipos, pero está claro que 5 son muy pocos; y lo que van a conseguir es que muchas empresas despidan a sus empleados por tener que tenerlos como becarios, o temporales o directamente como indefinidoss, cosa que a día de hoy nadie quiere…
Yo tengo un compañero en esa situación: lleva 5 años en una empresa, muy contento (y la empresa contenta con él); pero no es un contrato temporal, ni de relevo, ni de becario; pero lo que está claro es que si tienen que hacerle un contrato indefinido, seguramente lo echen (a él y sus compañeros), y metan a gente nueva con un contrato peor, porque ellos no van a aceptar ese tipo de contrato con las horas que trabajan…
En fin, no se que os parece, pero me parece un error garrafal, y una muestra más de que no se está haciendo nada por defender a los que peor están: los desempleados, y los empleados (que a día de hoy no tienen seguridad en el trabajo); sino que sólo se apoya a los empresarios.

Empleo y Desarrollo Local

MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) –

  La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha anunciado este jueves en el Congreso que el Gobierno está trabajando para reducir el número de modelos de contrato de 41 a cinco, así como en refundir en un único texto legal todas las bonificaciones a la contratación existentes para acabar con su actual dispersión normativa.

   “Actualmente existen 41 formularios y un complejo sistema de bonificaciones, un problema que solventaremos dentro de poco tiempo”, ha asegurado Báñez, que ha precisado que los modelos de contrato se reducirán a cinco: contrato indefinido, contrato temporal, contrato de relevo, contrato de prácticas y contrato de formación y aprendizaje.

Ver la entrada original 369 palabras más

Deja un comentario »

Explotando, que es gerundio

Noticia relacionada con la anterior entrada de blog que compartí. Más de lo mismo: puestos de trabajo para periodistas con exigencias a niveles de grandes grupo de comunicación y sueldo que son menores que las ayudas al desempleo (que ya es decir)…
En fin.

Periodista en formación

En mi búsqueda diaria de ofertas de trabajo, ayer me encontré con una que me hizo llevarme las manos a la cabeza. La vergonzante oferta a la que me refiero buscaba un periodista para redactar 28 noticias diarias (extraídas de la prensa local americana) por 200 euros al mes. Una ganga. Sale por unos 35 céntimos el artículo. Y además pedían tres idiomas. La captura de pantalla del anuncio en cuestión (que fue borrado) es ésta:

BRqRaYnCAAAnEAj

Ver la entrada original 227 palabras más

Deja un comentario »

12 ofertas de trabajo y 400 euros

La realidad en estado puro para todos los especializados en la rama de Comunicación (y, bueno, en general, para la mayoría de personas que buscan trabajo)…
Hay que intentar no deprimirse, pero a veces es difícil no dejarse afectar por estas cosas.

The One Shot Company

salario

Hacía mucho tiempo que no entraba en Infojobs. Hoy lo he vuelto a hacer, por pura curiosidad. Y por pura curiosidad he vuelto a introducir la palabra “periodista” en su buscador de ofertas de trabajo. De la misma forma que lo hacía hace tantos años.

He de reconocer que antes de pulsar en el botón “buscar”, no esperaba gran cosa. Pero también, que cuando los resultados se han mostrado en pantalla, tampoco esperaba tan poca. 12 ofertas de trabajo. En todo el país. Y sí, es cierto que Infojobs a la vez que otros portales de empleo, nunca ha sido la panacea de la profesión. Pero conviene repetir los datos. 12 ofertas de empleo. En todo el país.

Como son 12, he podido entrar en cada una de ellas, para ver qué piden, cuánto pagan y en qué consiste exactamente el trabajo. En muchas la información es confusa o incompleta…

Ver la entrada original 248 palabras más

Deja un comentario »

ENTRADA 10.- INTENTANDO COBRAR…OTRO TRABAJO EXTRA.

Sí, estoy con mi trabajo nuevo, y de éste no tengo ninguna queja; pero sin duda no termino de poder quedarme tranquila por culpa de antiguos “trabajos” y antiguos/as jefes…Sobre todo, por la falta de seriedad y de profesionalidad.

Resulta que, como sabéis, me echaron de ese trabajo de teleoperadora después de tener que escuchar a la jefa decirme que no me había estado esforzando…Pues bien, eso sería en el mes de Mayo, y a día de hoy aún no lo he cobrado. Peor aún, realmente hasta hace una semana y media no conseguí que me contestaran al email en el que les preguntaba cuándo iban a pagarme.

Me gustaría haber llamado por teléfono, pero resulta que, convenientemente, siempre me llamaron desde un número privado.

Pues bueno, la cosa es que, por fin, me contestaron por teléfono (desde un número privado, de nuevo), para decirme que fuera  a cobrar una mañana. Yo les dije que no podía ir a esas horas, puesto que tenía un nuevo trabajo, y me dijeron que tenía hasta las cuatro y media de la tarde, que lo intentara.

Os podría contar la odisea que monté el lunes de la siguiente semana para intentar llegar allí antes de las cuatro y media…Cómo crucé a pie barrios desconocidos para mí totalmente al sol desde las dos y cuarto hasta las cinco menos cuarto de la tarde; entre autobús y autobús y trozos de ciudad a los que ni los medios públicos de transporte llegan; pero esa no es la cuestión que nos atañe.

La cosa es que, como habréis supuesto, me fue imposible el llegar a tiempo (como ya le había dicho a mi ex-jefa); y ni siquiera tenía un teléfono al que llamar para avisar.

Esa tarde, al llegar a casa de mi novio (donde tengo internet), le envié un email diciendo que me iba a ser imposible llegar ningún día antes de las cuatro y media; que si podía ir un sábado a cobrar, o que me lo ingresaran en el banco directamente…Ayer, por fin, después de dos semanas de haber enviado el email casi, me contestó diciendo que el lunes me ingresarían el dinero…No sin antes dejarme ver que había estado “haciendo el favor” de esperar toda la semana completa para ver si aparecía alguno de los días a cobrar y que, claro, ya habían tenido que devolver el dinero al que lleve las cuentas y que ahora tendría que esperar hasta la semana que viene.

A ver, estoy contenta porque, por fin, parece que el lunes podré tener mi dinero (es poco, pero es mío); pero me hace gracia (y con eso significa que no me hace ninguna) que hayan estado (supuestamente) esperando una semana completa por si aparecía, cuando en el email le dejé claro que no iba a pasarme por allí ningún día porque me era físicamente imposible llegar a tiempo…

Es que donde no hay…

Menos mal que al menos sigo teniendo este otro trabajo dando clases; al menos eso compensa los mosqueos con las empresas explotadoras que piensan que somos tontos.

Deja un comentario »

ENTRADA 6.- CONVICCIÓN Y SEGURIDAD EN UNO MISMO

No sé si os habrá pasado lo que voy a contar, pero a mi me ha ocurrido más de una y de dos veces (muchas más), y como es algo que no quiero que vuelva a pasarme ni que le pase a nadie más, por eso lo cuento.

¿Cuántas veces habéis asistido a una entrevista de trabajo y, cuando han comenzado a explicarte en qué consistía, te has dado cuenta que no era lo que explicaban en la oferta de trabajo?

Todas las ofertas que salen últimamente son para puestos de comercial; en mis primeros meses desde que la crisis me pilló, asistía a todo tipo de entrevistas, y probaba todo tipo de puestos, viendo para cuáles valía y para cuáles no. De esa forma comprobé, por ejemplo, que no valía para el trabajo de “comercial a puerta fría” (como se le llama). He hecho algunos trabajos parecidos, como hacer tarjetas universitarias en la zona de facultades, pero no era lo mismo. El ir de puerta a puerta de un bloque a otro, desde la mañana temprano hasta las ocho de la tarde o las nueve (que mientras pasas por la oficina con el coche que te lleva, terminas llegando a tu casa a las diez de la noche o más); comiendo en la calle un bocata triste, con compañeros de forma de ser muy muy falsa (en su mayoría), y encima sin un sueldo fijo que complemente tus más de diez horas fuera de tu casa, no me parece un trabajo en condiciones ni, para qué negarlo, digno (es un trabajo que no te respeta como persona ni como profesional, siendo sinceros; y muchas veces, además, te obliga a mentir o ser falso con el cliente al que quieres captar). Además, creo que tienes que ser una persona que esté única y principalmente interesada en ganar muchísimo dinero para poder aguantar esa forma de trabajo sin venirte abajo.

En fin, cada vez que he echado una oferta de comercial, y tras probar ese modo de trabajo, he ido esquivando las ofertas de comercial a puerta fría; pero como parece que no he sido la única en hacerlo, las empresas han pasado a esconder sus ofertas tras otras de tono más agradable: atención al cliente, comercial de stand, secretaria, azafata, teleoperadora…Las fórmulas usadas son muchas, y las mentiras muchas más. Eso me llevó a caer en un par de entrevistas que yo suponía de atención al cliente y que, a la hora de explicarme el hombre en la entrevista en qué consistía, me di cuenta que eran de comercial a puerta fría. En esos momentos, la cara que se te queda es un poco como de tonto. Te quedas pensando: pero si la oferta era de atención al cliente…¿qué tiene esto que ver con eso?, o ¿no era trabajo de azafata en un stand?… Entre los nervios, el intentar sonreír sin parecer nerviosa, y la paralización al darte cuenta de que te han engañado, normalmente no contestaba lo que pasaba por mi mente; así que el entrevistador terminaba de explicarme las condiciones del puesto (por supuesto, sin un sueldo fijo; ya que aunque en muchas de las ofertas ponían que sí había, luego se explicaba que esa base no se cobraba si no llegabas al mínimo de ventas. Aquí siempre pienso: ESO no es un fijo) y me preguntaba si me veía bien para el puesto; yo contestaba que sí, por supuesto (ante todo, quedar como una profesional…eso pensaba. Demasiado educada, creo), y para mis adentros pensaba que si me llamaban diría que no y ya está. Normalmente, me citaban al día siguiente para comenzar, y entonces lo que hacía es salir de la entrevista y, una vez terminada y fuera del shock, pensar: “ni loca aparezco mañana, qué poca vergüenza y vaya forma de mentir”, y ahí acababa todo.

Me sentía tonta, engañada, y desesperanzada, pues muchas de esas ofertas parecían la solución a mis problemas económicos, y la revelación de la verdad suponía un jarro de agua fría para mis esperanzas.

Hubo una vez, incluso, en la que aparecí en la entrevista, me engañaron contándome en qué consistía todo (atención al cliente, información en stands…) y acto seguido me citaron para el día siguiente para ver cómo funcionaban…y cuando me di cuenta me habían soltado en un pueblo a 30 kilómetros de la capital con otro comercial, en una zona de chalets, a vender con él. Nos soltaron allí por la mañana, y no llegué a mi casa hasta las diez de la noche…y ni siquiera me avisaron de que llevara zapatos cómodos (menos mal que no llevo tacones nunca, pero habría necesitado el protector solar). Es la vez que más me he enfadado, y la que hizo que me volviera muy desconfiada con este tipo de ofertas.

Yo me valoro mucho, creo que sé mis limitaciones, sé qué se me da bien, y no tengo miedo de probar nada; y por lo tanto, no me gusta que me engañen y me obliguen a hacer algo que sé que no es lo que busco y que no se me da bien; algo, además, en lo que no valoran a las personas, sino las ventas que hagan, y donde son muy inhumanos y falsos.

A partir de esa vez, por lo tanto, cada vez que me llaman para una entrevista, me pongo muy seria y hago una serie de cuestiones importantes: de qué oferta me llaman (antes me daba cosa preguntar esto, como si les fuera a molestar que yo haya echado muchas ofertas diferentes.

Tenemos que querernos y estar seguros: estamos buscando trabajo y, por supuesto, hemos echado muchísimas ofertas. Ellos tienen que entender eso y también el hecho de que no son la única empresa en el mercado y que, por lo tanto, no tenemos por qué recordar su nombre y oferta), en qué consiste el trabajo (porque está claro por lo explicado que la oferta puede llamarse de una forma, pero ser otro el trabajo. Normalmente, son reticentes a responderme a esto, argumentando que en la entrevista me lo explicarán y que no lo saben…eso significa, normalmente, que es un trabajo de comercial a puerta fría escondido detrás de otra cosa, porque está claro que la persona que te llama sabe perfectamente a qué se dedican en ese sitio y su misión es que la gente vaya (engañada en la mayoría de los casos).

Otras veces, me explican un poco pero eluden la cuestión principal. Consejo: preguntad. Prefiero quedar como una pesada preguntona a presentarme en una entrevista de algo que no me interesa; es un gasto de dinero y tiempo absurdo, y no me sobra el dinero, y valoro mucho mi tiempo. Yo ya, de últimas, pregunto: “pero, ¿es un trabajo de comercial a puerta fría?”, y les exijo que me respondan, diciendo que no me interesa eso, y que yo me apunté a la oferta porque decía otra cosa, y que no quiero presentarme allí para encontrarme con una mentira. A la mayoría, cuando les comento eso, se les ve el plumero al intentar cubrirlo (“bueno, tú ven a la entrevista y ya ves…”), y otros te son sinceros y te dicen que sí, pero que intentes ir. YO no doy mi brazo a torcer: necesito trabajo, pero por experiencia sé que ahí no duro ni tres días, y además no voy a cobrar nada al no llevar el mínimo, así que será tiempo perdido, y mucha frustración y cansancio…mejor no.

Me ha llegado a pasar con una chica que me mintió totalmente descarada por teléfono, diciendo que NO ERA DE COMERCIAL A PUERTA FRÍA, literalmente. Y al presentarme yo en la entrevista descubrir, de hecho, que sí lo era. Ahí, básicamente, le monté un pequeño pollo a la entrevistadora (que era la misma chavala). Con mucho respeto me planté en mi punto de no querer hacer el trabajo, porque ni valgo, ni me parece un trabajo bueno al no tener fijo (y saber que no voy a cobrar nada al ir a durar poco), y por haberme mentido diciendo que era otra cosa. En todo tiempo estuve tranquila, no perdí los nervios, pero simplemente dejé claro que me valoro y me quiero mucho, no me gusta que me mientan, y soy muy segura de mi misma. Sé para lo que valgo y para lo que no, sé lo que quiero y necesito, y no me gusta que me mientan. La tía siguió insistiendo, y básicamente, aguanté en mi punto de vista hasta que ya dio por terminada la entrevista.

Este tipo de personas son, para mi, las más detestables. Te ponen por ignorante, por idiota, y por persona con poca fuerza de voluntad. Aprovechan el que estamos desesperados por trabajar para, a través de mentiras, conseguir gente que durante unos días trabajen de sol a sol gratis para ellos.

Puede que mi sentido de la responsabilidad me obligara, hace meses, a asistir a esos primeros días de prueba por no quedar “mal”; pero mi amor propio y respeto hacia mi persona han crecido últimamente y son los que ahora hacen que me plante y pida un poco de respeto y libertad para tomar mis propias decisiones.

Creo en mi, y eso funciona tanto para lo bueno como para lo malo. Sé mis virtudes, e intento encontrar el número máximo de defectos que tengo; y es esa seguridad la que habla por mi cuando asisto a una entrevista y la persona encargada de analizar mi currículum empieza a contarme las verdades detrás de las mentiras de la oferta de trabajo.

No debemos callarnos por vergüenza, ni porque pensemos que es una falta de respeto. La realidad es que son ellos los que nos faltan al respeto cuando nos atraen con mentiras. Si lo que te ofrecen no es lo que buscabas o creías que era; si alguna característica no está clara o parece esconder algo detrás (un sueldo fijo, que suena por como lo explica a que no se recibe si no se hacen unos objetivos base…), SIEMPRE hay que preguntar. Tú tendrás la obligación de trabajar para ellos si aceptas, pero ellos tienen la obligación de cumplir lo expuesto y de dar unas condiciones humanas de trabajo y responder a todas tus dudas; y tú estás en tu derecho de preguntar todo lo que se te ocurra sobre el puesto de trabajo.

Esa es la mejor forma que conozco para luchar contra ese tipo de personas explotadoras y ese tipo de trabajos. Si todos nos ponemos serios y no aceptamos malas condiciones laborales, la situación sería diferente…

Una pena que las páginas de ofertas de trabajo no tengan un botón de denunciar o para enviar al portal de empleo una queja acerca de alguna empresa u oferta. Eso limpiaría de mierda muchas búsquedas, y a muchos nos evitaría situaciones incómodas en las entrevistas.

1 Comentario »

ENTRADA 4.- HOY ME HAN ECHADO/ME HE IDO DE UN TRABAJO

Tres días de “formación” (ver ENTRADA 3), dos de traabjo, una tarde de depresión.

Odio las verdades a medias y las mentiras descaradas que han estado soltando la jefa y sus empleadas (pelotas clásicas) a todos los entrevistados (a mi también me las soltaron en su momento) y a los clientes potenciales por teléfono:

– “No son ventas, es información”= son ventas de productos tipo “Tienda en casa”

– “Tienes un fijo de 550€ y comisiones aparte”= si no llegas al mínimo de ventas, te castigan (atención a la palabra, usada por ellas) quitándote 50€ y no hay comisiones…¿Eso no son 500€ fijos en el mundo real?

– “No se trabajan los fines de semana”= tras los 3 días de formación, se comenta que se trabajarán los sábados, y que el sueldo base baja 50€…

He leído las mentiras, y la verdad es que me alegro de haber terminado este trabajo.

Hoy he tenido que aguantar que, tras escuchar de boca de una de las pelotas la frase “si no vendes nada, hoy te echan” a las doce y haberme puesto a partirme los cuernos desde esa hora hasta las cuatro y media (con diez minutos para almorzar entre medias…si, diez, no miento), la jefa me haya dicho que no me he estado esforzando simplemente porque me he venido abajo y se me notaba en la voz.

He tenido que explicarle que he llamado más que el resto de días, con más celeridad e intención y sin parar ni para ir al baño; y su respuesta ha sido que no, que la que se ha esforzado ha sido ella, que ha estado observándome todo el día (ha pasado 2 veces por detrás mía en 7 horas), que se ha tomado la molestia de cambiarme de cubículo (como si eso sirviera), todo porque quiere darme trabajo (otra santa, porque no es porque quiera ganar más dinero, claro); y que yo no me he esforzado porque no he querido cambiar mi tono y he influído negativamente en el estado de las demás.

Está claro que ella no se ha visto en la situación de saber que te van a echar y no ver apoyo en nadie, y no tener fuerzas para animarse porque acojona el pensar que, otra vez, no tienes trabajo.

Hice todo lo que pude, a cada rato intentaba mejorar y animar mi tono…pero no sirvió de nada, para ella nunca lo intenté.

Me iba a ir, pero me echó antes. Creo que ha sido lo mejor.

Deja un comentario »

A %d blogueros les gusta esto: